Por qué el invierno favorece el coronavirus y debilita el sistema inmunitario

Muchas clases de virus encuentran condiciones favorables en el invierno: aire frío y seco en el que pueden vivir mucho tiempo y personas reunidas en espacios cerrados. Por el contrario, nuestro sistema inmunitario pierde eficacia con el aire seco y la falta de sol. Esta combinación hace que el coronavirus y otros agentes patógenos sean considerablemente más peligrosos en invierno. No obstante, los humidificadores y los purificadores de aire ayudan a mantenerse sano durante los meses de frío.

Los virus vuelan más lejos y viven más tiempo

Las olas de gripe y resfriado de cada invierno demuestran que muchos virus lo tienen muy fácil en los meses de frío. El agente patógeno SARS-CoV-2, desencadenante de la afección respiratoria COVID-19, es uno de estos "virus de invierno". Uno de los motivos es la baja humedad relativa del aire del invierno centroeuropeo. Cuando ese aire seco entra en una estancia y se calienta, la humedad relativa del aire disminuye y se crean unas condiciones de vida óptimas para los virus. Con la ayuda de los humidificadores de aire se puede crear una humedad relativa del 40 – 60 %, en la que el tiempo de supervivencia del coronavirus se reduce considerablemente. 

Las pequeñas gotas de saliva en las que los virus se desplazan por el aire se evaporan muy lentamente en invierno. Esto hace que los agentes patógenos recorran mayores distancias. Por lo tanto, la distancia de seguridad a 1,5 m de otras personas podría ser insuficiente en invierno. Además, en los meses de poco sol los coronavirus se encuentran protegidos de las poderosas radiaciones ultravioletas que destruyen a parte de ellos en verano.

El aire seco y el déficit de vitamina D sobrecargan el sistema inmunitario

Los meses de invierno provocan en muchas personas un déficit de vitamina D que debilita el sistema inmunitario. Además, el aire invernal inhibe nuestro denominado transporte ciliar, mediante el que nuestra nariz y nuestro sistema bronquial interceptan gran parte de los virus. Unos pelillos ciliares microscópicos transportan los agentes patógenos fuera de los bronquios y la nariz a la zona de la faringe y la laringe. Desde allí acaban en el estómago, donde no causan ningún daño. El transporte ciliar se ralentiza con el aire frío y seco. También en este caso puede resultar un alivio un humidificador de aire, pues el aire húmedo evita que se sequen las mucosas. Además, muchas de las pequeñas gotas menores de 1 μm que pueden penetrar especialmente lejos en las vías respiratorias, pierden infecciosidad con una humedad relativa del aire alta. 

La propagación de enfermedades víricas en invierno aumenta también debido a factores sociales. Las bajas temperaturas hacen que las personas se reúnan con más frecuencia en espacios cerrados en los que el riesgo de infección por coronavirus es proporcionalmente más alto.

Los purificadors de aire completan las medidas de prevención

Además de llevar mascarilla, guardar una distancia mínima, lavarse las manos con frecuencia y desinfectar las superficies, una ventilación exhaustiva contribuye a reducir la carga viral en las estancias. La elevada diferencia de temperatura entre el aire exterior e interior hace que el intercambio de aire funcione especialmente bien en invierno. Por otro lado, el aire frío exterior hace prácticamente imposible mantener una temperatura del aire agradable. Esto puede causar problemas en clases escolares y perjudicar el rendimiento de las/os estudiantes. Además, el aire frío exterior se calienta en la estancia y se vuelve aún más seco, lo que favorece a los virus y perjudica a los ocupantes de la estancia y a sus mucosas. 

Como complemento, se pueden instalar purificadors de aire que eliminan gran parte de la carga viral del aire de la estancia. Deben ir equipados con filtros efectivos (p. ej. un filtro HEPA) y contar con ventiladores potentes que puedan hacer circular el aire de la estancia al menos seis veces por hora. Con un dispositivo de filtrado de aire adecuado es posible asegurar una carga viral baja incluso en caso de poca ventilación.

Nuestra solución para el filtrado de aire ambiente

Con el deviro, FrigorTec ofrece una solución de alta eficacia para el filtrado de virus y partículas en suspensión que también pueden utilizarse en espacios sensibles al ruido.

Cita de asesoramiento individual

Nuestros expertos estarán encantados de asesorarle en la planificación y ejecución de sus proyectos. Juntos encontraremos la solución de filtración a medida.



Otros artículos de know-how

Potentes, eficaces, silenciosos: ¿cómo funcionan los purificadors de aire?

El filtro y el ventilador de un purificador de aire deciden qué y cuántos contaminantes puede eliminar del aire ambiente. Hay además otras características, como la emisión de ruido, que indican para qué ubicaciones es adecuado un dispositivo de filtrado de aire.

Leer el artículo

Los purificadors de aire ubicados correctamente complementan la ventilación periódica

La carga viral en el aire ambiente puede reducirse significativamente mediante una ventilación periódica en combinación con purificadors de aire. Estos dispositivos permiten, además, eliminar del aire coronavirus, partículas en suspensión y bacterias en espacios cerrados sin ventanas y en cabinas de operadores de grúa. Para obtener una distribución homogénea del aire, a la hora de instalar un dispositivo de filtrado de aire deben tenerse en cuenta algunas reglas.

Leer el artículo

¿Por qué debería ser prioritaria la higiene del aire ambiental incluso después del coronavirus?

La pandemia de coronavirus nos ha dejado patente que con frecuencia el aire de nuestros espacios interiores está cargado de peligros para la salud. Los purificadors de aire nos protegen de los virus, el polvo fino, las esporas de moho y la contaminación del aire que perjudicarán nuestra salud y nuestro bienestar una vez superada la pandemia actual al igual que lo hacían antes.

Leer el artículo

Cómo los purificadores de aire pueden contribuir a mejorar la protección de la salud

La pregunta de si los purificadores de aire portátiles pueden reducir el riesgo de enfermedades víricas y contribuir a mejorar la protección de la salud puede responderse con un sí. Así lo demuestra un reciente estudio de la Universidad de las Fuerzas Armadas Federales de Múnich, Instituto de Mecánica de Fluidos y Aerodinámica.

Leer el artículo

Reducción de la diseminación de nieve artificial con equipos enfriadores de nieve

Los equipos de nieve artificial garantizan la rentabilidad en muchas estaciones de esquí. Por otro lado, su demanda de agua y energía es objeto de críticas. Los equipos enfriadores de nieve ofrecen a las empresas explotadoras una reducción de sus necesidades de nieve artificial y un ahorro de costes y recursos.

Leer el artículo
Contacto