Una configuración conforme a los requisitos como base de un secado de heno rentable

Los equipos de secado de heno se pueden integrar tanto en instalaciones nuevas como en graneros ya existentes. Para poder aprovechar las ventajas de un secado de heno efectivo y a la vez de bajo consumo energético, es necesario tener en cuenta numerosos factores a la hora de diseñar el equipo.

Hay numerosos parámetros relevantes, desde la altitud hasta los recursos humanos

Cada explotación plantea requisitos diferentes para el secado de heno, cada finca presenta condiciones distintas. Por lo tanto, en la configuración de un equipo de secado de heno, los operadores deben considerar una serie de parámetros con ayuda de los cuales se pueda determinar la combinación y dimensionado adecuados de los componentes del equipo. El tamaño y la calidad del pastizal, por ejemplo, son importantes. Además, según la región, la superficie de pasto ofrece una productividad diferente: En la zona del Lago Constanza, por ejemplo, se pueden recoger hasta siete siegas al año, mientras que en el sur del Tirol, a 1500 m sobre el nivel del mar solo son posibles de dos a tres. La altitud del emplazamiento y sus condiciones climáticas son decisivas junto a la calidad del heno a la hora de elegir los componentes necesarios para preparar el aire exterior para el secado de heno.

En la planificación de un secado técnico de heno también deben tenerse en cuenta las condiciones de la explotación. Esto incluye las edificaciones existentes, la logística, la conexión eléctrica y la case de energía disponible (p. ej. de una planta de biogás). La clase de ganado y el número de unidades así como los posibles criterios ecológicos a respetar son otros factores determinantes. Si el heno va a servir de alimento a ganado lechero, debe tenerse en cuenta si la leche se va a utilizar para la producción de queso. Hay otros recursos de la explotación a tener en cuenta en la configuración de un equipo de secado de heno, por ejemplo las capacidades de personal y la tecnología disponible (p. ej. un carro de carga).

En caso de haber muchas cajas de heno, una unidad de control proporciona una visión de conjunto.

Un equipo de secado de heno debe diseñarse de tal modo que se pueda alimentar tanto con aire recirculado como con aire exterior. En el caso normal, el equipo funciona con aire exterior, en caso de bajas temperaturas o tiempo húmedo, se cambia al modo de aire recirculado cerrando y abriendo las correspondientes compuertas de aire de circulación. Dado que el aire recirculado ya ha tomado humedad del heno, es imprescindible un deshumidificador para un funcionamiento seguro de la recirculación de aire. También es posible un funcionamiento combinado con aire exterior y aire recirculado. Los graneros antiguos no suelen ser herméticos, por lo que con frecuencia el funcionamiento combinado es la opción por defecto cuando se instala un equipo de secado de heno en una edificación ya existente.

esp_heutrocknung.jpg

Figura 1: Representación esquemática de un secado técnico de heno.

Las compuertas de aire se pueden manejar manualmente o mediante un sistema de control automático. En ese caso, unos sensores de humedad y temperatura calculan valores en base a los cuales se controlan los accionamientos de las compuertas de aire. Una unidad de control adicional puede mostrar en una pantalla de forma centralizada todos los procesos de conmutación así como el estado del equipo y transferir datos a través de un modem. Especialmente en el caso de un secado de heno dispuesto en varias cajas, un sistema de control proporciona a los operadores una cómoda visión de conjunto.

Reducir la demanda de energía mediante el calor solar

Gracias a su elevado coeficiente de rendimiento, las bombas de calor son aptas para el secado técnico de heno. Se encargan de dos pasos de trabajo: En sus evaporadores se condensa la humedad del aire, al mismo tiempo calientan el aire. Además de una bomba de calor con un elevado grado de rendimiento, gracias a una planificación cuidadosa se pueden aprovechar otros efectos que reducen el consumo energético del equipo de secado de heno. Por ejemplo, para el secado de heno se puede aprovechar la radiación solar en el tejado del granero con la ayuda de un precalentamiento bajo el tejado. Se pueden conseguir hasta 300 W de energía por metro cuadrado de superficie de tejado y reducir por consiguiente los costes de energía. En cualquier caso, en la fase de planificación debería plantearse la posibilidad de un precalentamiento solar bajo el tejado.

heuboxen_abluftoeffnung.jpg

Figura 2: Cajas de heno con abertura de ventilación.

En la configuración de las cajas de heno debería preferirse una caja de gran volumen debido al tamaño de varias cajas pequeñas. Para la hierba de prado esto significa en concreto: Por hectárea segada se recomienda una superficie de un mín. de 10 m2 y un volumen de caja de un mín. de 30 m3. El heno fresco añadido no debe disponerse en capas de más de 3 m de alto.

Configurar canales de aire y orificios de ventilación suficientemente grandes

La distribución uniforme del aire seco es una condición básica para el secado técnico de heno. Con este objetivo, deben tenerse en cuenta las leyes aerodinámicas en relación a las correspondientes condiciones constructivas. El canal de aire de entrada debe dimensionarse con un tamaño tal que la pérdida de presión se mantenga baja y el aire seco entre en el heno con una presión lo suficientemente alta. La presión necesaria depende también de la clase de heno almacenado y debe tenerse en cuenta en el diseño del equipo. Por ejemplo, el heno de prado con muchas hojas provoca pérdidas de presión relativamente altas y necesita por tanto ventiladores potentes. En los equipos de secado de heno, los ventiladores deben configurarse a 100 - 240 Pa por metro de altura de estrato de heno. La velocidad del aire debe ser de 0,11 m3/s por metro cuadrado de superficie de caja de heno. Para una entrada de aire uniforme en el heno se recomienda colocar la rejilla del suelo en sentido transversal al sentido de la corriente.

haus_abluftoeffnunf.jpg

Figura 3: Abertura de ventilación.

Para que el aire de salida pueda circular libremente fuera de la edificación, debe haber suficientes compuertas de aire de salida en la edificación nueva y las edificaciones existentes en las que se vaya a instalar un equipo de secado de heno. Un atasco de aire húmedo en la edificación debido a unas aberturas de aire de salida demasiado pequeñas puede ser peligroso no solo para el heno, sino también para el depósito de heno. Dado que los depósitos de heno suelen ser de madera, es necesario evitar las concentraciones de condensación. De lo contrario pueden producirse daños en la estructura de la edificación. Independientemente de que el operador planifique una nueva edificación para el secado de heno o desee integrar un equipo de secado de heno en un granero ya existente: Sobre la base de una configuración concienzuda se pueden ajustar entre sí el deshumidificador, el ventilador, la caja de heno, el calentamiento bajo el tejado, el sistema de control, el poscalentamiento y la conducción de aire (p. ej. las compuertas de aire de salida) de modo que los operadores se beneficien de la solución más rentable.

Otros artículos de know-how

AGRIFRIGOR™

Secado técnico de heno y sus ventajas

Mejor planificación y control de la calidad, más flexibilidad, independencia de las condiciones meteorológicas, un riesgo de incendio reducido y aumento de la rentabilidad de la explotación: Hay numerosos argumentos que inducen a agricultores y operadores a invertir en equipos avanzados de secado técnico de heno con bomba de calor y deshumidificador.

AGRIFRIGOR™

Calidad en cantidad - Secado profesional de heno y plantas

Una buena calidad del heno no es ninguna casualidad, sino el resultado de las decisiones correctas. Hay definiciones y directrices claras que entran en juego a la hora de valorar la calidad del heno. El uso de un equipo de secado técnico de heno es especialmente imprescindible hoy en día para una producción de heno de alta calidad, sobre todo debido a las condiciones meteorológicas incontrolables.

AGRIFRIGOR™

Cómo influye la calidad del heno en la salud animal

Quienes están a cargo de una ganadería conocen las interacciones entre el buen heno y la salud general de los animales. El buen heno estimula a los rumiantes como las vacas y las cabras a rumiar, fomenta una alta participación del rumen en el comportamiento alimentario, previene trastornos metabólicos y tiene una influencia positiva en el rendimiento lácteo y la calidad.

Concertar cita de asesoramient

Nuestros expertos están encantados de asesorarle en la planificación y ejecución de sus proyectos. Juntos encontraremos la solución a medida.

Concertar cita
Contacto